Veterinarios de Orthem atendieron a más de 3.800 ejemplares de especies autóctonas en el último año en el CRAS de Madrid

El Centro de Recuperación de Animales Silvestres liberó cuatro águilas imperiales tras superar su proceso de rehabilitación

Veterinarios de Orthem Servicios y Actuaciones Medioambientales, empresa perteneciente al grupo Hozono Global, encargados del Centro de Recuperación de Animales Silvestres(CRAS) de Madrid atendieron a más de 3.800 ejemplares de especies autóctonas en el último año.

El centro recibió 5.550 ejemplares de fauna silvestre autóctona y fauna exótica a lo largo de todo el año 2021. Se trata de 700 ingresos más que en el año anterior y supone el mayor número de ingresos en un año desde que se creó el centro.

Este número de ingresos se ha visto incrementado debido a varios motivos. En primer lugar, el aumento de la concienciación ciudadana, quien cada vez colabora más con el centro. En segundo lugar, el impacto de las variaciones climatológicas, principalmente las olas de calor, que cada vez son más frecuentes en la época estival y afectan a las crías de todas las especies.

Y, por último, también cabe destacar el impulso que desde el Área de Conservación de Flora y Fauna de la Consejería de Medio Ambiente se está dando a los proyectos de conservación.

Pese a que en el centro se admiten tanto animales silvestres como exóticos, el principal tipo de ingreso se corresponde con ejemplares pertenecientes a especies autóctonas, siendo su porcentaje (79 por ciento) claramente superior al de las especies exóticas (21 por ciento).

Así, a lo largo del año 2021, el CRAS ha recibido la entrada de diez águilas imperiales de las que cuatro ejemplares llegaron vivos y seis muertos. Las cuatro águilas imperiales que ingresaron vivas eran crías con problemas en el nido que, gracias al trabajo de los profesionales de Orthem, se recuperaron exitosamente y fueron liberadas.

Durante el mismo año también ingresó un ejemplar vivo de águila perdicera que actualmente se encuentra en las instalaciones del CRAS en proceso de recuperación. Además, el centro ha recibido durante 2021 la entrada de tres ejemplares de águila real que tras su recuperación fueron devueltos a las entidades que los entregaron.

Por otra parte, los profesionales veterinarios de Orthem han realizado en el último año 323 necropsias de animales que han ingresado muertos en el centro. También se han tomado un total de 835 muestras, la mayoría para el análisis toxicológico y microbiológico de detección de venenos.

Estas pruebas también se utilizan para la detección de enfermedades de interés en especies silvestres por ser consideradas zoonóticas, es decir, transmisibles a humanos. Se trata de enfermedades como la rabia, la gripe aviar o la leishmaniosis.

Una labor fundamental para la salvaguarda de la fauna

El objetivo del Centro de Recuperación de Animales Silvestres es la salvaguarda y recuperación de la fauna autóctona protegida mediante el cuidado, mantenimiento, recuperación y posterior devolución al medio natural de los ejemplares.

Los profesionales veterinarios del CRAS también se ocupan de la toma de muestras de sangre en aves rapaces dedicadas a la cetrería y nacidas en cautividad requeridas por la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid. Además, se desarrolla la investigación forense veterinaria para intentar esclarecer las causas de muerte de fauna salvaje que pudiera incurrir en delito.

Otra de las labores importantes del centro es el diagnóstico forense de las causas de la muerte de aquellos ejemplares que ingresan muertos y el análisis de las muestras recibidas. Estas investigaciones son esenciales para el control epidemiológico de enfermedades de importancia sanitaria y económica.

Así, el CRAS constituye, junto a los laboratorios de diagnóstico de la Comunidad de Madrid, una red de alerta temprana para la detección de enfermedades en la fauna silvestre.

20220304 Cras Madrid Orthem